La Electrolisis Percutánea Intratisular (EPI®) es una técnica cada vez más empleada en la fisioterapia gracias a su efectividad para el tratamiento de lesiones musculares y tendinosas.

Consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja en el tejido dañado con el objetivo de provocar un proceso inflamatorio para acelerar la recuperación y reparación del propio tejido, consiguiendo un efecto analgésico y de vascularización del área. Además, reduce la frecuencia de recaídas en diferentes lesiones como la fascitis plantar, epicondilitis, bursitis, pubalgias, entre otras.

La EPI® es una técnica muy eficaz acelerando el proceso de recuperación y reduciendo la frecuencia de recaídas en diferentes lesiones como la fascitis plantar, epicondilitis, tendinosis rotuliana y pubalgias, entre otras.

Objetivos de la EPI®

La EPI® persigue los siguientes objetivos:

  • Restaurar los mecanismos de curación en las lesiones crónicas de los tejidos blandos musculoesqueléticos (tendinopatías)
  • Optimizar los mecanismos de curación de lesiones agudas de los tejidos blandos musculoesqueléticos

¿Cómo es la técnica?

La técnica consiste en la aplicación de la corriente galvánica a través de una aguja de punción seca que se lleva directamente al tejido afectado (tendón, músculo, ligamento…) guiado mediante un ecógrafo. A su vez, a la aguja se le conecta el manípulo el cuál transmite la corriente galvánica a través de la aguja para que llegue exactamente a la zona afectada.

La aplicación es segura y local, y se realiza de manera personalizada e individualizada por un fisioterapeuta especializado en ecografía e invasiva con la ayuda de un ecógrafo.

¿Es un proceso doloroso? ¿Me voy a ir más dolorido después de la sesión?

Durante la aplicación de esta técnica el paciente puede notar molestias o dolor en la zona de aplicación que pueden durar algunas horas después de haberlo realizado.

En algunos casos el paciente nota mejoría inmediatamente después de la sesión. Aunque todo esto va a depender de la persona y el tejido sobre el cual se realiza la técnica.

¿En qué patologías está indicada la EPI® ecoguiada?

La EPI® está indicada para diversas patologías, entre las que se encuentran:

  • Tendinopatía del manguito rotador
  • Lesiones capsuloligamentosas del complejo articular del hombro
  • Tendinopatía del bíceps
  • Tendinopatía lateral o medial de codo
  • Lesiones capsuloligamentosas del complejo articular del codo
  • Atrapamientos nerviosos
  • De Quervain
  • Lesiones capsuloligamentosas del complejo articular de la mano
  • Lesiones capsuloligamentosas del complejo articular de la cadera
  • Bursitis pertrocantérea
  • Pubalgia
  • Tendinopatía del psoas
  • Tendinopatía rotuliana
  • Lesiones capsuloligamentosas del complejo articular de la rodilla
  • Tendinopatía de los peroneos
  • Tendinopatía del tibial posterior
  • Metatarsalgias
  • Lesiones capsuloligamentosas del complejo articular del tobillo y pie
  • Tendinopatía de isquiotibiales
  • Tendinopatía aquílea
  • Fasciosis plantar
  • Roturas musculares