Descubre las lesiones más frecuentes en la oficina y cómo prevenirlas

Lesiones más frecuentes en la oficina
Compartir:

En la época actual, donde muchos de nosotros pasamos una gran parte de nuestras horas en un escritorio y frente al ordenador, las lesiones de oficina se han convertido en una preocupación creciente.

Normalmente se asocia el término lesión al ámbito deportivo o a alguna actividad que conlleve esfuerzo y/o movimiento, pero lo cierto es que el hecho de estar sentados delante de un escritorio tantas horas a la semana (sedentarismo), malas posturas y movimientos repetitivos, también pueden provocar ciertos tipos de lesiones y afecciones dolorosas.

A continuación, vamos a exponer las lesiones más frecuentes en la oficina o entornos de trabajo y como poder prevenirlas.

Lumbalgias, cervicalgias y dorsalgias

Tanto las lumbalgias, las dorsalgias y las cervicalgias son dolores en la espalda, se diferencian solo a qué altura del raquis se producen. Consisten generalmente en un aumento del tono de la musculatura de la zona afectada. El origen de este dolor puede ser la tensión provocada por estar sentado en una mala posición

Para prevenir este dolor lumbar se recomienda adoptar una posición adecuada cuando se está sentado, para ello se deben seguir las siguientes indicaciones:

  • Se tiene que regular el asiento para tener las rodillas dobladas a 90º
  • Tener la pantalla a la altura de los ojos 
  • Apoyar la mayor parte de la espalda en el respaldo del asiento 
  • Si es posible, añadir un apoyo lumbar para que la musculatura de esa zona esté más relajada
  • No sentarse al borde la silla
  • Tener ambos pies apoyados en el suelo y no cruzar las piernas durante mucho tiempo

A veces, aunque se mantenga una correcta posición sentado y se cumplan todas las indicaciones que acabamos de exponer, el simple hecho de estar sentado durante mucho tiempo sin variar la posición también podría desembocar en algún tipo de dolor lumbar. Para evitar esto lo más recomendable es llevar una vida activa y hacer pequeños gestos en el día a día que contrarresten el efecto de permanecer mucho tiempo en la misma posición como levantarse del asiento cada cierto tiempo (en medida de lo que se pueda), hacer pequeños estiramientos y movilizaciones estando sobre la silla o subir y bajar y subir por las escaleras siempre que se pueda.

Descubre las lesiones más frecuentes en la oficina y cómo prevenirlas

Síndrome del túnel carpiano

Es una afectación bastante frecuente que causa dolor, adormecimiento y/o tumefacción en la mano y el brazo. Se produce al comprimirse o pinzarse uno de los principales nervios del brazo, el nervio mediano, a su paso por el túnel del carpo (muñeca). 

Ocurre al utilizar durante mucho tiempo el ratón del ordenador. Al estar en esa posición, los tendones de la muñeca se encuentran en tensión y aumentan así su grosor. Al ocurrir esto, el espacio que le queda al nervio mediano es menor y se comprime dando a lugar a dolor y cosquilleo principalmente en la muñeca y la mano. 

Para evitar que esto ocurra, se pueden utilizar alfombrillas ergonómicas para que la muñeca repose el tiempo que se utiliza el ratón. Además de hacer pequeños movimientos de muñeca y mano cada cierto tiempo para evitar la rigidez

Atrapamiento del nervio cubital

Se produce al comprimirse el nervio cubital a su paso por el canal cubital (parte interna del codo) produciendo así dolor y adormecimiento en el antebrazo y mano. Esto sucede al tener apoyado el codo durante mucho tiempo sobre una superficie dura.

Para que esto no ocurra se tendría que dejar de utilizar el apoyabrazos de forma continua o vigilar que la altura de la silla sea adecuada y siempre por encima de la mesa de trabajo. 

Epicondilitis o “codo de tenista”

La epicondilitis es una inflamación de los tendones de la cara lateral del codo que se encargan de extender la muñeca. Esto ocurre al realizar un movimiento repetitivo o al tener las muñecas y antebrazo en tensión constantemente (por ejemplo, las personas que teclean mucho en el ordenador).

Para evitar que esto suceda, se recomienda movilizar y estirar periódicamente las muñecas y tener un buen apoyo en las muñecas para que éstas descansen lo máximo posible (como en el caso del síndrome del túnel carpiano).

¿Sufres alguna de las lesiones más frecuentes en la oficina?

Si pasas muchas horas sentado frente al ordenador en tu puesto de trabajo y reconoces alguna de las lesiones descritas, no lo dejes pasar y ponte en manos de tu fisioterapeuta. Te ayudará a erradicar los síntomas y te enseñará a prevenirlos con el objetivo de no acarrear una lesión crónica.

En Fisionervión somos conscientes de la preocupación por este tipo de dolencias, por eso tratamos las lesiones más comunes en puestos de trabajo con el objetivo de conseguir una recuperación pronta y eficaz.

No permitas que el dolor te obligue a reducir tu productividad. Pide cita ahora en cualquiera de nuestras clínicas, estaremos encantados de atenderte.

Bibliografía

Bontrup C, Taylor WR, Fliesser M, Visscher R, Green T, Wippert PM, Zemp R. Low back pain and its relationship with sitting behaviour among sedentary office workers. Appl Ergon. 2019 Nov;81:102894. doi: 10.1016/j.apergo.2019.102894. Epub 2019 Jul 15. PMID: 31422243.

Shiri R, Falah-Hassani K. Computer use and carpal tunnel syndrome: A meta-analysis. J Neurol Sci. 2015 Feb 15;349(1-2):15-9. doi: 10.1016/j.jns.2014.12.037. Epub 2015 Jan 2. PMID: 25582979.

Autor

  • Damian Romo

    Graduado y Máster en Fisioterapia Neuromusculoesquelética por la Universidad de Jaén, y Especialista en Fisioterapia Deportiva y Fisioterapia Manipulativa y Miofascial. Postgrado de fisioterapia invasiva y ecografía, Ecografía, EPI, Neuroeje y Neuromodulación. Colegiado nº 4001 en el COFPV

Compartir: